Sevilla, ciudad de cruceros

La llegada a Sevilla del mayor crucero turístico atracado en el muelle de las Delicias el pasado mes de agosto, ha sido un síntoma de poder tildar a nuestra ciudad, como el primer puerto interior de cruceros, ya que el Azamara Journey, de bandera de Malta, con 30.277 Tons, 302 mts de eslora, 25,46 de manga y 1.400 pasajeros a bordo, ha sido la primera ocasión que accede a nuestro puerto un buque de tales características, por el paso de la nueva esclusa, y teniendo que hacer la travesía de popa desde Bonanza, por no poder virar dentro de la ría del Guadalquivir, y poder efectuar su salida desde Sevilla, con la proa aguas abajo.

Ha sido realmente un acontecimiento, y que se repetirá el próximo mes de noviembre, con la llegada de su gemelo, el Azamara Quest, abriendo de esta forma un síntoma, largamente esperado de poder convertir a Sevilla, en una ciudad interior de cruceros, cuyos pasajeros, han podido disfrutar del calor del verano, con visitas turísticas a la ciudad, y excursiones a Jerez, Córdoba y aledaños, fomentando el turismo interior, y apreciando sus turistas-británicos, germánicos e iberoamericanos, fundamentalmente la buena acogida que le han dispensado nuestros coterráneos, y que buena falta ha hecho a nuestra deteriorada economía local.

La presencia de estos cruceros -largamente gestionada por nuestras autoridades locales municipales y portuarias- puede producir un buen impacto en la ciudad, y paralelamente una eviden- te mejora en los servicios portuarios, tanto en lo relativo a la mejora en el dragado del Río, como en las instalaciones de los muelles turísticos -el Acuario incluído-, lo que logrará producir un medio de tratar de paliar la crisis que está presente en nuestro país.

Las autoridades locales, tanto del Ayuntamiento como de la Autoridad Portuaria, Gregorio Serrano y Fausto Arroyo, respectivamente y Luis Merino de Intercruises, entregaron sendas metopas y giraldillo al Comandante del crucero, Johannes Tysse, y Directora del crucero Heike Berdos, que demostraron su agradecimiento, con entrega de sendas placas del buque, y manifestando la valía de este viaje, que repetirán por la enorme impresión que ha causado a sus cruceristas.

La Armadora, Royal Caribbean, ha encomendado su consignación a Vapores Suardíaz, y por mediación de su representante, Rafael Valero, llevó a cabo la organización de la visita al crucero con el agrado de los periodistas locales e invitados.

¡Bienvenidos a bordo,y a Sevilla!

Guillermo Giménez de la Cuadra

Author: Guillermo Giménez de la Cuadra

Compartir esta Publicación en

Enviar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *