Conclusiones de las Jornadas sobre Trata con fines de explotación sexual

jornada-trata2-toga-186

1.- Los medios de comunicación siguen difundiendo una imagen de la mujer como objeto de ocio masculino que perjudica la igualdad entre hombres y mujeres, y fomenta la tolerancia hacia la explotación sexual.

Se destacó la necesidad de una mayor coordinación institucional para perseguir la publicidad sexista, y facilitar el trabajo del Consejo Andaluz de Audiovisuales.

2.- Las mujeres víctimas de explotación sexual apenas acceden a los servicios especializados para esa problemática y, cuando lo hacen, han pasado previamente por otros muchos servicios donde con frecuencia no han sido detectadas ni suficientemente acogidas, ni derivadas…

La propia formación de los letrados y letradas que pueden en un momento dado detectar una situación de explotación sexual, debe ser mejorada.

En este sentido se detectó la escasa presencia como asistentes de fiscales y policías, tanto de los servicios específicos como de los generales,  a pesar de ser jornadas gratuitas y abiertas; siendo la mayoría de los asistentes letrados y profesionales de ONGs.

A pesar de lo anterior también se concluyó que había existido una mejora significativa en la intervención en los últimos años.

3.- Relacionado con el punto anterior, se vio como conveniente que los servicios generales (por ejemplo, los patrulleros que intervienen ante una llamada al 091, o letrados ajenos al Turno de Trata o personal sanitario) recibieran al menos unas nociones básicas y pautas prácticas sobre esta problemática.

4.- Según la información aportada por el ponente policía, la intervención judicial se inicia mayoritariamente tras intervención policial con ocasión de entrada de la policía en Clubs de Alterne y contacto con mujeres extranjeras en situación administrativa irregular.

Sin embargo,  en España la mayoría de las mujeres en situación de trata son europeas, sobre todo rumanas, y, con ese enfoque, no son objetivo directo de esa primera atención policial con ocasión de entrada en  clubs de alterne; sin perjuicio de que se las atienda policialmente por otras vías.

Se valoró positivamente la intervención del Grupo III de Policía Nacional, y se consideró necesario que además  de dicho Grupo intervengan otros, con un enfoque de investigación que favorezca la persecución de la trata sobre mujeres europeas, ya que el número de intervenciones con mujeres europeas parece escaso. Tanto el ponente que intervino como otro policía nacional que asistía como público manifestaron que Extranjería era el único grupo que se encargaba de investigar y remitir al Juzgado, y que se centraba en mujeres en situación irregular.

Hay que destacar que posteriormente el agente encargado del grupo ha manifestado que también investigan respecto de trata de mujeres en situación regular, estando pendiente el Colegio en estos momentos del desarrollo de una reunión con el Grupo III para conocer exactamente el modelo de intervención policial respecto de las mujeres europeas, y trasmitirlo seguidamente.

5.- La investigación policial y judicial  en cuanto a la edad de las mujeres se está limitando, según la información expuesta en las Jornadas,  a las preguntas directas, y con frecuencia no se aborda la edad con la que empezaron a ser prostituidas; con lo que la relevancia penal de la minoría de edad queda en ocasiones desvirtuada.

6.- La investigación policial y judicial descansa en exceso sobre la declaración de la víctima, y se vio como importante que se promovieran otras formas de investigación, e incluso el inicio de investigaciones con ocasión de evidencias públicas.

En este sentido, se consideró  que era necesaria una mayor coordinación entre las ONGs y las organizaciones religiosas que trabajan apoyando a las víctimas de Trata y otras formas de explosión sexual, con  Fiscalía y Policía,  pues pueden dar información (e informes) que complemente las declaraciones de las víctimas.

Se destacó  que en el último periodo se había creado un contacto frecuente entre el Grupo III y ONGs para atender a las víctimas, pero que era necesario desarrollar también una colaboración a efectos de investigación, y no solamente de atención a las víctimas, y con toda la policía en general.

7.- Parece insuficiente el cierre de clubs de alterne, así como, desde el relato que hacen las mujeres,  la persecución de delitos comunes vinculados a la situación de trata y de explotación sexual sin trata, como son lesiones, detenciones ilegales, robos, violaciones, etc…..

8.- Se necesita un mayor contacto entre las personas que trabajan en esta materia desde los distintos ámbitos para llegar a un diagnóstico más exacto de la situación y las posibles mejoras a realizar.

En este sentido, los y las asistentes manifestaron en varias ocasiones que había bastantes cuestiones de los procesos judiciales, de la asistencia letrada,  y de las investigaciones policiales que desconocían incluso a nivel teórico y otras que no llegaban a entender.

El Turno contra la Trata y otras formas de Explotación Sexual se comprometió a seguir difundiendo la información y experiencias de los distintos colectivos que trabajan contra esta problemática.

Redacción

Author: Redacción

Compartir esta Publicación en

Enviar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *