Símil Taurino
Dic01

Símil Taurino

Mi afición a la fiesta nacional me ha hecho concebir cierto paralelismo entre el toro de lidia y el abogado. No quiero decir, Dios me guarde, que los abogados tengamos cuernos o nos semejemos a ese animal. Es mi afición [...]

Leer Más

Una página menos

En la primavera de 1976, celebré mi primer juicio penal, siendo juez debutante en el partido judicial de Marchena. Se trataba de unas Diligencias Preparatorias consecuentes a un accidente de circulación. Mi entrañable Manuel Campo ocupaba el lugar reservado al [...]

Leer Más

Recordando a Paco

ADIOS.- Quede constancia de mi profundo reconocimiento a los amigos y compañeros que, generosamente, han mantenido su fidelidad a esta página durante tan largo tiempo. A todos, muchas gracias. Los lectores de LA TOGA que, con paciencia y generosidad de [...]

Leer Más

Aquel Letrado

La nómina de letrados sevillanos es amplia. Siempre lo fue, aunque, lógicamente, cada vez lo es más. Los que hemos estado muchos años transitando por las sendas procesales, nos hemos enfrentado, en noble lid, con colegas de muy distinto talante. [...]

Leer Más

Un testigo díscolo

Haber pasado bastante más de media vida consagrado a los pleitos, juicios y arreglos amistosos, da para mucho. He conocido a un nutrido elenco de congéneres, cada uno de ellos cargado con unas alforjas de muy distinto bagaje psíquico y [...]

Leer Más

Ese cliente especial

Estoy seguro. Cualquier abogado que lleve algunos años ejerciendo su profesión puede referir que, entre sus clientes, figura al menos uno que tiene algún rasgo que lo distingue y que, desde luego, termina por ser como de plantilla en su [...]

Leer Más

Fe ciega en el Gobernador

La página que, con carácter fijo, sirve de contraportada a LA TOGA, a la que, con fidelidad, me hacen la merced de prestar su atención algunos compañeros y amigos, no tiene otro objetivo que el de deparar unos minutos de [...]

Leer Más

Clientes

En esta página, que la benevolencia del Consejo de Redacción de esta Revista me tiene reservada, me habré referido en anteriores ocasiones, con toda seguridad, a la diversidad de caracteres y temperamentos humanos que desfilan ante la vida de un [...]

Leer Más

Manolo

Cierto es que la vejez es una etapa de la vida nada confortable. Y asimismo es cierto que la única forma de eludirla es morirse joven, lo que tampoco es precisamente seductor. Por consiguiente, lo sensato será aceptar los años [...]

Leer Más

Miedo escénico

En mis largos años de circular por las secretarías, salas, pasillos y ascensores de los Juzgados, fui testigo, obviamente, como gusta decirse ahora, de infinidad de lances, reacciones, gestos y actitudes. Lástima que no hubiera tenido la previsión de anotar [...]

Leer Más