Bernd Reinmüller, opiniones del Presidente del Congreso de la UIA, Sevilla 2009

«La UIA no es únicamente una asociación para abogados que ejercen internacionalmente. Es sobre todo una asociación de abogados preocupados por la defensa y el porvenir de la profesión, en un entorno nacional y internacional»

 

El Consejo General de la Abogacía Española y el Ilustre Colegio de Abogados de Sevilla han acordado constituir una Comisión Mixta CGAE-ICAS con motivo y de cara a la organización del próximo Congreso de la Unión Internacional de Abogados que tendrá lugar en Sevilla en 2009. La presidencia de esta Comisión ha sido aceptada a título provisional por Don Luis Delgado de Molina y está compuesta por Don José Joaquín Gallardo y Don Alfonso Martínez del Hoyo en representación del ICAS, junto a Don Joaquín García Romanillos y Don Román Oria como representantes de la Comisión de Relaciones Internacionales del CGAE.

Para el desempeño de sus funciones dicha Comisión Mixta cuenta con el máximo apoyo del Consejo General de la Abogacía Española.

Una primera sesión de trabajo y cumplimentación a las autoridades locales y autonómicas tuvo lugar a mediados del pasado mes de julio.

A fin de facilitar una primera aproximación y conocimiento de ese trascendente evento, Alfonso Martínez del Hoyo, Presidente de la Comisión de Relaciones Internacionales del ICAS, ha entrevistado a Bernd Reinmüller, Vicepresidente Primero de la UIA y designado Presidente del Congreso de la Unión Internacional de Abogados Sevilla-2009.

¿Quiere explicarnos, en primer lugar, en qué consiste, cómo se organiza y estructura y cuáles son los fines de la Union Internationale Des Avocats (UIA)?

La UIA es una asociación abierta –con exclusión de toda consideración política o confesional- a todos los abogados del mundo entero, ya sean éstos generalistas o especialistas, que agrupa a más de 200 colegios de abogados, federaciones y asociaciones (que representan a cerca de dos miliones de abogados) así como a miles de miembros individuales repartidos por más de 110 países.

Sus idiomas oficiales son el español, el francés, el inglés, el aléman, el italiano, el árabe y el portugués. Sus idiomas de trabajo son el español, el francés y el inglés.

Concerniente a la estructura de la UIA, los órganos directivos de ésta son la Asamblea General, el Consejo de Presidencia y el Comité de Dirección con su Presidente. Dichos órganos establecen las políticas y objetivos de la Asociación y se aseguran de que los principios guía de la UIA sean respetados.

La estructura operacional se basa en las Comisiones y los Representantes nacionales, y un Centro UIA constituye un apoyo administrativo y logístico multilingüe en todas las áreas de actividad. El Centro UIA esta ubicado en el corazón de París.

Los fines son:

• promover les principios esenciales de la profesión;

• participar en el desarrollo de la ciencia jurídica en un ámbito internacional;

• contribuir al establecimiento de un orden jurídico internacional basado en el principio de la justicia entre las naciones, por el derecho y para la paz;

• cooperar, en su condición de Organización No Gubernamental (ONG), con las actividades de otras organizaciónes nacionales o internacionles;

• establecer, en el ámbito internacional, relaciones e intercambios entre los colegios, las asociaciones de abogados o de juristas y sus miembros;

• defender la profesión.

¿Cómo se posiciona y qué objetivos trata de obtener la UIA en un mundo globalizado e interdependiente como el actual?

Desde 1971, la UIA ocupa un escaño, en su calidad de organización no guberamental (ONG), de estatuto consultivo especial en las Naciones Unidas y en el Consejo de Europa. Está representada en cada una de las principales sedes de la Naciones Unidas (Nueva York, Ginebra y Viena).

También dispone de un escaño en los Consejos Consultivos del Tribunal Penal Internacional para ex-Yugoslavia y el Tribunal Penal Internacional para Ruanda.

Asimismo, la UIA participa en los trabajos de preparación sobre el funcionamiento del Tribunal Penal Internacional.

La UIA está también representada en el Consejo del Colegio de Abogados Penal Internacional, recientemente constituido.

La UIA no es únicamente una asociación para abogados que ejercen internacionalmente. Es sobre todo una asociación de abogados preocupados por la defensa y el porvenir de la profesión, en un entorno nacional y internacional.

La UIA es también un foco para la confrontación y la formación a las prácticas profesionales de nuestros colegas abogados en todas las áreas de actividad.

¿Cree posible que las organizaciones internacionales de abogados jueguen algún papel activo en la resolución de los múltiples conflictos regionales que hoy padece el mundo? ¿Se ha planteado alguna vez la UIA, bien como organización o bien a través de los abogados locales, intentar influir de alguna manera en el modo de gestión de algún conflicto concreto por parte de las autoridades?

La Abogacía es un instrumento privilegiado de defensa de los Derechos Humanos y las libertades fundamentales. En este sentido, la UIA concede especial importancia a la protección del ejercicio libre e independiente de la defensa.

También la UIA apoya el desarrollo de un orden internacional basado en el respeto de los Derechos Humanos. Defiende su valor universal preocupándose de respetar su dimensión regional.

En particular, la UIA ha adaptado resoluciones de orden general, asi como resoluciones que tratan del ejercicio de la Abogacía, a partir del año 1987. Las más actualizadas son

• la Carta sobre “ La lucha contra el trabajo de los niños” en 2000

• la Resolución relativa a la abolición de la pena de muerte en 2003

• la Carta sobre el Derecho a la Salud en 2005

• la Carta de Turín sobre el Ejercicio de la Abogacía en el siglo XXI

• Normas de la UIA para la práctica legal internacional para los abogados establecidos fuera de su país en 2002

La UIA interviene activamente en favor de los abogados encarcelados y perseguidos en el marco del ejercicio de la Abogacía.

La UIA está siempre dispuesta a utilizar su influencia en el ámbito internacional, por ejemplo la que deriva de su presencia activa en los grandes organismos internacionales, para proporcionar a los Colegios y Asociaciones de Abogados la posibilidad de intervenir y dejar oir su voz de manera efectiva en este ámbito.

La UIA intenta influir también en conflictos concretos actuales, como sobre la situación en Dafur. Tal es el caso, después del asesinato de los abogados de dos co-acusados de Sadam Hussein, el Presidente de la UIA, Delos Lutton, envía una carta al Presidente de Irak.

Pensemos en una cualquiera de esas zonas de conflictos, como Oriente Próximo. Desde su experiencia personal, ¿qué clase de relación establecen, por ejemplo, los abogados israelíes con los abogados palestinos o libaneses en el seno de la UIA?

Primero, es necesario recalcar que la UIA no es una organicación política o confesional y se mantiene neutral en los conflictos políticos nacionales o internacionales. La UIA es una organización con diferentes objetivos ya antes mencionados.

En este caso, según mi experiencia desde hace veinte años como miembro de Comité de Dirección de la UIA, la relación entre los abogados israelís y los abogados palestinos en el seno de la UIA es neutral también y, naturalmente, un poco reservada.

Y en relación a esa otra serie de grandes problemas del mundo actual, tales como la inmigración ilegal, el proteccionismo comercial y las barreras arancelarias como factor de perpetuación de la pobreza, la explotación infantil. ¿cómo se posiciona la UIA y qué acciones concretas acomete desde la perspectiva de exigencia y garantía de respeto a los derechos humanos?

Como ya manifesté, la UIA pone empeño en la aplicación de los principios contenidos en cartas y resoluciones antes mencionados, en especial mediante su actividad ante las organizaciones internaciones.

La UIA se posiciona por los resoluciones y cartas, p.e. la Resolución sobre los derechos de los niños y sus actividades por la comisión « Derechos Humanos », inclusive intervenciones de los miembros y abogados de la UIA en favor de las víctimas afectadas por las violaciones de Derechos Humanos.

La UIA celebra su Congreso con carácter anual, y rotando las sedes. ¿Dónde se han celebrado los últimos, dónde se celebra el de este año, y qué ciudades están ya designadas para la celebración de los próximos?

Los congresos tienen lugar en un país diferente cado año. Así, ciudades tales como Sydney (2002), Lisboa (2003), Ginebra (2004), Fez (2005), Salvador de Bahía (2006), París (2007), Bucarest (2008) y Sevilla (2009).

¿Con qué antelación suele designarse ciudad sede de Congreso? ¿Hay pugna entre ciudades candidatas?

Se designa la ciudad sede del congreso con 4 años de anticipación. Hay siempre diferentes propuestas y ofertas. Un Comité de la UIA decidirá entre ellas, procurando que haya cambios de continentes.

¿Qué supone para una ciudad como Sevilla, y por extensión para la región y el país, la celebración de un Congreso de la UIA?

Supone un impacto positivo en varios niveles.

En el primero, yo diría que permite un mayor conocimiento por instancias y profesionales extranjeros de los abogados españoles y de los principios que conforman el ejercicio de la profesión en España.

El hecho de tener como lengua de trabajo en la UIA el idioma español permite la interrelación fácilmente, al poder haber una cómoda comunicación.

También significa un conocimiento de primera mano de los españoles acerca de sus colegas extranjeros y de los extranjeros sobre sus compañeros españoles. Esto siempre abre la posibilidad de colaboraciones entre despachos en temas puntuales. Con la posición de relevancia que hoy tiene España en el mundo desarrollado, la interacción entre la economía de ustedes y la mundial es muy intensa y, como consecuencia, los aspectos legales también lo son.

Además como es bien sabido, los abogados están muy a menudo cerca de los centros de opinión y por lo tanto son consejeros muy cualificados en los núcleos en donde se conforman las ideas y estrategias que después moldean el mundo. Un mejor conocimiento de un país y de sus gentes a través de los abogados significa un mayor peso de ese país, en este caso de España, en el escenario mundial.

Yo creo que la UIA puede ser una magnífica caja de resonancia de los valores de Andalucía, que pueden tener un efecto benéfico para quitar crispación al mundo de hoy.

El impacto positivo en la microeconomía local tampoco hay que descartarlo, pues durante el tiempo de celebración del Congreso de la UIA en Sevilla se producirá con certeza una importante demanda de bienes, ayudando a situar a Sevilla dentro de la industria de servicios en un destino idóneo como sede de olimpiadas y otros acontecimientos internacionales. Si usted me lo permite, sería un elemento más en ese camino.

¿Cómo surgió en primer lugar la candidatura y finalmente la designación de Sevilla como sede del Congreso de la UIA en 2009? ¿Por qué Sevilla?

Debo decirle que la abogacía española tiene hoy una presencia en el mundo muy importante en las asociaciones internacionales. Por primera vez en la historia habrá dos abogados españoles como presidentes, coincidiendo sus mandatos, tanto de la International Bar Association (Fernando Pombo) como de la Unión Internacional de Abogados (Héctor Díaz-Bastien).

Muchos de los principios que estructuran la profesión en España, así como los mecanismos que se establecen en este país para solucionar algunos retos, se toman como modelo en otros países y jurisdicciones.

Tener un Congreso en España da la posibilidad a un conocimiento de primera mano de esta realidad.

La abogacía española, debo reconocer, ha hecho un magnífico ejercicio estratégico para ir de modo sistemático obviando los complicados senderos e interferencias que siempre existen en un organismo internacional para llegar a su objetivo: traer el Congreso a España superando a otros países y ciudades.

Los representantes colegiales de los distintos colegios españoles representados hoy en la UIA (que son 38) han desarrollado una labor de equipo a lo largo de muchos años para conseguir algo que yo entiendo bueno para los intereses de ustedes y de toda la sociedad: el influjo benéfico de las instituciones jurídicas hispanas en el contexto mundial.

La defensa de la Defensa, “leitmotiv” de la UIA, se ejecuta mejor si se usa en muchas jurisdicciones la cualificación técnica española.

En cuanto a la designación, debo decirle que las votaciones son secretas y que tuvimos que emplearnos a fondo (yo me entusiasmé con la posibilidad de hacer un Congreso en Sevilla y tomé la iniciativa española como propia a partir de un determinado momento). No fue nada fácil pero lo logramos y después de la satisfacción que da siempre el trabajo bien hecho, ahora hemos de aplicarnos para que lo que costó tanto esfuerzo en conseguir salga bien.

Sevilla pareció una ciudad candidata con posibilidades porque cuenta con una buena infraestructura para aportar y apoyar la logística que todo Congreso necesita. Representa sin desligarse de su pasado y tradiciones lo que una sociedad moderna y desarrollada debe ser. Y, simbólicamente, yo creo que del mismo modo que fue en el pasado la puerta de entrada de una prosperidad que ustedes vivieron, hoy puede ser el comienzo de lo que ustedes llamarían un nuevo siglo de oro español. Yo estoy de acuerdo con este planteamiento y por ello apoyé con todas mis fuerzas para que Sevilla ganase esa difícil elección.

¿Qué preparativos se han puesto en marcha con vistas a “Sevilla 2009” y cuál es la estructura organizativa del Congreso? ¿A qué retos se enfrentan los organizadores de aquí a entonces?

He realizado distintas visitas institucionales tanto a las autoridades autonómicas como locales de ustedes, organizadas por el Colegio de Sevilla. Se configurará un Comité Organizador local en donde haya representantes también de la UIA. Se contemplarán todos los puntos que corresponden a una buena organización.

Los retos son en el campo científico, a fin de dar un alto contenido al Congreso de modo que sea atractivo desde el punto de vista intelectual y técnico. También son en el campo institucional, a fin de que, como antes dije, Sevilla sea un hito en la expansión de los principios de la abogacía española en el mundo (la capacidad de influir a través de este mecanismo puede ser enorme). Y también, porqué no decirlo, hay retos lúdicos pues el entretenimiento es una parte muy importante en la sociedad de bienestar y ocio en la que vivimos.

¿Qué número de congresistas y de cuántos países de procedencia prevé que acogerá Sevilla con motivo del Congreso?

Los Congresos de la UIA reúnen cada año más de mil abogados procedentes de mas de setenta paises.

Siendo uno de los idiomas oficiales de trabajo de la UIA, ¿qué papel jugará el idioma español en las sesiones de trabajo del Congreso?

Como dije, son idiomas oficiales el español, el francés, el inglés, el alemán,el italiano, el árabe y el portugués; y son idiomas de trabajo el español, el francés y el inglés. El español tiene una importancia primordial por ser una de las lenguas de trabajo, ofreciendo una traducción paralela tanto en inglés como en francés.

¿Cómo y cuando se decidirán las ponencias y el contenido de las sesiones de trabajo?

La UIA estudia los diversos sistemas jurídicos a nivel mundial mediante el trabajo continuo de sus comisiones y grupos de trabajo. La labor de estas comisiones contribuye luego a la colaboración de reglas jurídicas internacionales en el seno de los organismos gubernamentales. Cada Comisión o Grupo de Trabajo de la UIA tiene como especialidad un sector específico del Derecho.

En cada congreso se tratan dos o tres temas principales decididos ya con dos años de anticipación. Un tema concerniente a los derechos humanos actuales, otro se ocupa de un problema económico jurídico actual y el tercero trata un tema que es de gran importancia o influencia para los abogados y sus derechos profesionales a nivel nacional e internacional, p.e. los límites en el secreto profesional.

En la UIA hay un Director y un equipo responsables de la selección de los temas y el Comité de Dirección toma la decisión final.

Las Comisiones y los Grupos de Trabajo deciden por sí mismos en su sector específico del Derecho.

¿Va a estar definido el Congreso de Sevilla por alguna temática específica? O, dicho de otra forma, ¿el hecho de que el Congreso se celebre en una ciudad como Sevilla, con su historia y su carga simbólica, puede marcar de algún modo el propio rumbo del Congreso?

Vamos a tratar de compatibilizar lo que usted plantea.

A mí me gustaría que el contenido científico y técnico-profesional del Congreso tenga un nexo sin solución de continuidad con Sevilla, como ciudad y como capital de Andalucía.

Creo que la cultura andaluza y los abogados andaluces deben ser los grandes beneficiados del esfuerzo que todos vamos a hacer.

Indudablemente la impronta de la idiosincrasia andaluza tendrá que estar presente en el Congreso, co-dirigiéndolo, pues pretendemos que se conozca más y mejor todo lo que los abogados de Sevilla y del resto de Andalucía pueden dar para coadyuvar a ese realce de la cultura hispana en la sociedad tecnológica de hoy.

¿Qué papel espera que juegue nuestro Colegio de Abogados con vistas a “Sevilla 2009”?

Habiendo una gran sintonía entre la abogacía española y mi pensamiento, yo creo que el Colegio de Abogados de Sevilla tiene la gratificante responsabilidad de ser el motor que impulse a los otros colegios andaluces a una participación activa que tenga un doble efecto: por un lado permitirá la expansión y el conocimiento en el exterior de los profesionales sevillanos y andaluces. Por otro lado, permitirá, a través de todos ellos, la mejor imbricación del mundo, en especial del mundo Iberoamericano, en una región y un país que debe volver a ser líder mundial.

¿Desea transmitir algún mensaje concreto a los abogados/as sevillanos en particular y a la Abogacía Española en general?

En la Universidad todos los catedráticos el primer día de clase dicen a sus alumnos que su asignatura es la más importante de curso. Obviamente yo entiendo que la UIA es la más importante organización de abogados del mundo. Con independencia de ello, pienso que los abogados sevillanos en particular, los abogados andaluces, todos y, en general los abogados españoles, deberían participar activamente, pues aunque existan otras ventanas, ésta, la del Congreso UIA, es una magnífica oportunidad a nivel científico y profesional de mejorar en la cualificación técnica y para relacionarse utilizando la propia lengua y poder beneficiarse así de otro servicio que el Colegio de Sevilla les ofrece con el apoyo y el compromiso del Consejo Andaluz y del Consejo General de la Abogacía Española.

En un mundo competitivo un mejor conocimiento es la mejor herramienta para prevalecer. Asistan y participen, y estoy seguro de que quedarán satisfechos de los logros que obtengan.

Muchas gracias, Sr. Reinmüller.

Author: Alfonso Martínez del Hoyo

Compartir esta Publicación en

Enviar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *